Basílica de Santa Sabina

La Basílica de Santa Sabina all'Aventino es una basílica localizada en una de las siete colinas dónde fue construida Roma, de acuerdo a la leyenda, el monte Aventino. El templo fue construido en el mismo lugar donde había vivido una de las patronas de la ciudad, Santa Sabina, mártir de la Iglesia Católica y Santa. Se encuentra muy cerca del templo de Juno.

Santa Sabina nació durante el primer siglo después de Cristo, en Roma. De acuerdo a la leyenda, fue casada muy joven con un acaudalado Romano patricio, el Senador Valentinus. Una vez enviudó se convirtió al cristianismo, durante el último periodo de su vida junto a su doncella Serapia de Antioquía. Juntas solían frecuentar las catacumbas romanas en las que los cristianos se solían reunir, debido a las persecuciones que en aquella época sufría la religión cristiana. En una de las ocasiones fueron capturadas mientras intentaban escapar y Sabina que no quiso retractarse de su religión fue obligada a enterrar el cuerpo de Serapia que había sido maltratado hasta la muerte. Debido a que ella procedía de una familia noble, se la juzgó por su religión y fue condenada a morir decapitada por una espada. Más tarde la religión católica la consideraría mártir y por ello fue santificada. Se la venera el 29 de Agosto, día que de acuerdo a la tradición Sabina fue decapitada. En la iconografía tradicional se la represneta con tres atributos, una hoja de palma, un libro y una corona. Es patrona de Roma, de los niños y de las amas de casa.

La Basílica de Santa Sabina es de estilo paleocristiano. Se trata de una monumental edificio con tres naves separadas por columnas y sin transeptos. La nave central es más ancha que las laterales, las cuales están separadas de ésta a través de columans corintias con arcos simples decorados con cenefas geométricas. Además, las naves laterales son más estrechas y de menor altitud que la central, por lo que hileras de ventanas en los muros permiten una peculiar iluminación de toda la iglesia.  La puerta de la entrada, de madera, es originaria del siglo V y contiene labradas numerosas escenas litúrgicas. La basílica data del siglo V en casi su totalidad, si bien el el siglo X se añadió el pórtico y el campanario. En el siglo XIII, el templo fue donado a la Orden de los Dominicos, una nueva orden religiosa recientemente establecida en Roma y a la cual aún pertenece hoy día. De hecho en la Basílica podemos visitar la celda que sirvió de hospedaje en la basílica a Santo Dominngo y que actualmente se ha convertido en una capilla.

Dentro de la iglesia además de las naves separadas por columnas, y la particular iluminación que las hileras de ventanas ofrecen a los visitantes vale la pena destacar también el presbiterio y el altar. El presbiterio está separado de las naves a través de una escultural partición. En sus proximidades podemos también observar dos dependencias: el diaconicum o sacristía y la prótesis, donde se preparaban las especies eucarísticas.

Cabe destacar que en el diseño de la basílica cristiana se respetó bastante la decoración simple pero majestuosa del antiguo foro romano, es por ello que Santa Sabina no presenta una decoración recargada al contrario que algunas basílicas famosas también localizadas en Roma, como Santa María la Mayor.

Fuente de la descripción: planerGO

Lugares de interés turístico en los alrededores "Basílica de Santa Sabina":

Sitios similares por:

Barrio XIII Aventinus (14 regioni di Roma augustea)
Precio definiciones de precios gratuito
Coordenadas geográficas 41.8843474, 12.4798977
Dirección 00153 Roma, Piazza Pietro d'Illiria 1 - 3
Fechas de construcción 422 - 432
Longitud 60.00
Anchura 30.00

Cómo llegar